¿Cómo limpiar los faros de un coche? Incluso con pasta de dientes y papel lija

Cómo limpiar los faros de un coche incluso con pasta de dientes y papel lija

Limpiar los faros delanteros de un coche es una tarea que se asocia con productos de aseo específicos. Sin embargo, tal y como vamos a explicar hoy, también es posible lavar las luces delanteras con papel lija o con pasta de dientes. Tan solo debes seguir las siguientes indicaciones al pie de la letra:

Selección de productos y redacción de Leonardo H.
trabajo icono Mecánico en Norauto
tiempo libre icono No puedo estar sin los juegos de mesa y leer novela histórica.

Cómo limpiar las luces delanteras del coche con pasta de dientes

Si bien es cierto que lo más recomendable es usar productos para el lavado, la pasta de dientes también puede ofrecer buenos resultados, por lo que puede ser buena idea utilizarla cuando no tienes acceso a ningún otro producto.

Sucede que las propiedades que influyen en la higiene de los dientes pueden tener efectos similares al lavar los faros. Tras aplicar la pasta de dientes y dejarla actuar durante veinte minutos, debes usar agua caliente para eliminar los residuos restantes en los faros.

Cómo limpiar los faros delanteros del coche con papel de lija

El papel lija también ofrece buenos resultados. Si vas a higienizar usando este producto, se recomienda retirar las luces delanteras, salvo que no sea posible. En tal caso, lo recomendable es enmascarar para su protección los embellecedores y la carrocería cercana.

Se debe empezar humedeciendo el papel lija de grano 400 y las luces con agua tibia. Después, sin ejercer mucha presión, se debe hacer el lavado con movimientos circulares y, cuando esté cerca de terminar, con movimientos en líneas horizontales.

Seguidamente, se procede a hacer un repaso con papel de grano 600 y movimientos circulares. Se aplica agua fresca sobre los faros delanteros de nuevo. Finalmente, se repasa con papel de 2000 previamente humedecido en movimientos circulares. Si notas que no hay más suciedad, deja que los faros se sequen y aplica cera protectora para terminar.

Conclusión

Ahora que sabes cómo limpiar las luces delanteras del coche con papel lija y pasta de dientes, no tendrás excusa para dejarlas sucias cuando no tengas un producto de limpieza a la mano. Seguramente, podrás hacer que tus faros delanteros luzcan como nuevos y sin tener que gastar mucho dinero.

Recursos de referencia